Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El iPhone X marca un referente en cuanto a innovación. El sensor de reconocimiento facial Face ID podría llegar para quedarse. Todo lo contrario del sensor de huellas Touch ID, que parece ser que desaparecerá por completo en los iPhone de 2018.

Según Ming-Chi Kuo, analista del KGI Securities, todos los iPhone de 2018 no tendrán Touch ID, en favor de Face ID que se consolidará como sensor de desbloqueo y de pagos en el iPhone.

Según Kuo, Apple ha decidido apostar por Face ID como principal ventaja frente a sus competidores de Android. Además de por todas las ventajas que tiene su método de autenticación frente al sensor de huellas. Se cree que a los dispositivos Android les costará unos dos años disponer de la tecnología de TrueDepth del iPhone X. Tiempo que tiene Apple para continuar innovando en este campo y de la ventaja que supone tener una tecnología que va a ser difícil de copiar. Además las alternativas que existen actualmente en Android son bastante escasas, de hecho con los actuales sensores de reconocimiento facial es posible saltarse su seguridad con una simple foto de carnet.

Por lo tanto los iPhone que se presenten en 2018 contarán con Face ID, tal y como prevé Kuo, ya que además del reconocimiento facial para desbloquear el teléfono, tiene otras ventajas como apps de AR, los animojis y efectos en las fotografías.

Via | Macrumors