Las ventas del iPhone X están empezando a preocupar a los inversores de Apple. Según algunos analistas el último smartphone de Apple estaría teniendo problemas en lograr alcanzar cifras decentes de ventas, teniendo en cuenta que se trata del teléfono de Apple más revolucionario hasta la fecha y que por lo tanto debería atraer a más clientes que en generaciones anteriores.

Según DigiTimes, el rendimiento insuficiente provocaría que Apple optara por tomar dos medidas a lo largo del 2018. Con el fin de parar los efectos de tener números tan malos en sus cuentas y sobretodo en el ánimo de sus inversores. Teniendo en cuenta que las acciones de Apple han caído notablemente.

Apple podría bajar el precio del iPhone X en 2018

Estas dos medidas afectaría al presente y al futuro de teléfono de la manzana. En primer lugar, se optaría por crear tres modelos diferentes de iPhone el próximo año, dos de ellos tendría pantalla OLED y el tercero de ellos pantalla LCD y menor precio.

La segunda medida a la que Apple podría optar a lo largo de 2018 sería la de bajar el precio del iPhone X para atraer a nuevos clientes, además se cree que Apple bajaría el precio a principios de año. Posiblemente también bajaría el precio del iPhone 8.

Esta segunda medida sería un poco extrema y a la que Apple no nos tiene acostumbrados, se antoja complicado que la compañía con sede en Cupertino se vea en un escenario como ese. Aunque no se puede descartar ninguna de las dos medidas. La opción de bajar el precio del iPhone X podría perjudicar a los clientes que ya tiene uno comprado en 2017.

Tanto si Apple decide o no tomar una de estas dos medidas, todo esto lo iremos viendo a lo largo del próximo año. DigiTimes especula que podría anunciar la bajada de precio a principios de 2018, mientras que la presentación de nuevos iPhone se mantendría para el mes de septiembre como viene siendo habitual y marca el calendario de Apple.

Anuncios