El Galaxy S9 sale a la venta en menos de 2 semanas y las comparativas con el iPhone X son bastante obvias. A efectos de pantalla, cualquiera de los dos terminales son impresionantes. En cuestiones de cámara, el Galaxy S9 monta un sistema más avanzado en sus lentes traseras, pero tampoco es una diferencia que marque nuevas tendencias.

En cuanto a seguridad, el sistema de desbloqueo del iPhone X sigue siendo más seguro que el nuevo Galaxy S9. El sistema TrueDepth del iPhone X realiza un mapa tridimensional de 30.000 puntos de la cara de su propietario, de forma que solo el pueda desbloquearlo. No siquiera es posible desbloquear el iPhone X con una fotografía, ya que es una imagen 2D y el sistema TrueDepth es en 3D y también reconoce la cara por la noche, ya que cuenta con infrarrojos.

Sistema de seguridad del Galaxy S9

Por su parte, el Samsung Galaxy S9 ofrece el Intelligent Scan, que no parece ser muy preciso, ya que no permite generar una imagen en 3D de la cara como lo hace el iPhone X. Solo utiliza una cámara para desbloquear el teléfono, por lo que se puede utilizar una fotografía para desbloquear el terminal de igual forma.

También ofrece escaneo por iris, que sí parece seguro en este caso, aunque no puede funcionar para desbloquear el rostro. Además este último no se puede usar para realizar pagos móviles.

De otra forma, el iPhone X utiliza Face ID para realizar pagos móviles por NFC con las ventajas en seguridad que ello implica, algo que no puede hacer el Galaxy S9. Tanto es así que Apple va a continuar mejorando este sistema de reconocimiento facial en los próximos iPhone. Posiblemente los nuevos iPad Pro también vengan con Face ID.

Via | cultofmac