Algo que no ha cambiado respecto al iPhone X del año anterior es la resistencia que tiene el cristal o vidrio del iPhone XS por su parte trasera y por su frontal también, aunque en especial por la parte posterior, donde podemos comprobar que la resistencia del cristal es muy frágil en los nuevos iPhone.

El motivo, pues obviamente porque si quieres cristal en lugar de aluminio para poder poner carga inalámbrica y no existe hasta la fecha otra forma de hacerlo, pues entonces no te queda otra que proteger bien el dispositivo con una buena funda.

Y cuando hablamos de una buena funda, no hablamos de estas de plástico de los chinos, sino una de las que vienen forradas por dentro, como las fundas oficiales de silicona o de cuero de las Apple Store. El motivo, pues mejor unos vídeos para que lo veas por ti mismo.

Test de caída del iPhone XS: Cuánto soporte el cristal?

Pues a la pregunta, de cuánto soporte el cristal y según estas pruebas más bien poco, porque en prácticamente cualquier situación, el iPhone XS queda parcial o totalmente dañado, sobretodo como decimos en su parte posterior.

Test de arañazos del iPhone XS: Tampoco soporta mucho

Por otra parte si atendemos al Test de arañazos del iPhone XS, podemos ver que tampoco soporta mucho. De hecho con el simple filo de un cúter vemos como el dispositivo se queda ya marcado y posteriormente con material más agresivo, podemos ver como el iPhone XS queda parcial o totalmente dañado.

De esta forma, podemos ver cómo los materiales utilizados para la carcasa del iPhone XS no son mejores que los del año pasado, sino idénticos y no ofrecen una buena resistencia a golpes, arañazos y caídas. Como decimos, si quieres carga inalámbrica, por el momento no queda otra que utilizar cristal, que puede ser resistente, pero que es un material de por sí bastante frágil ante caídas.