Según un estudio publicado por AnandTech que detallamos más abajo, el chip A12 Bionic del iPhone XS es hasta un 40% más rápido que el de su predecesor, el iPhone X. El cual contaba con un A11, también Bionico.

El por qué del sobrenombre Bionic, puede ser debido a ser los primeros procesadores de Apple en incorporar un motor neuronal en el propio chip, que en el caso del A12 tiene hasta 8 núcleos, solo el motor neuronal. Este tipo de chips están destinados a la mejora a la hora de capturar fotografías, para mejorar el desbloqueo fácil y para mejorar también las diferentes acciones que hagamos en nuestro smartphone. De alguna forma, ayuda a predecir las acciones que vamos a tomar en cada momento.

Si nos centramos ya en el chip A12 Bionic del iPhone XS, encontramos que es más potente y mayor velocidad, a su vez que es más eficiente. Esto se ha conseguido también gracias a su proceso de fabricación de 7nm, el primer procesador móvil del mundo en tener esta especificación.

Chip A12 del iPhone XS, más rápido, mayor velocidad y más eficiente

Además de todo esto, según AnandTech el rendimiento del chip A12 Bionic es hasta un 40% más rápido que el A11. Teniendo en cuenta el rendimiento que ya tenía el iPhone X es muy a tener en cuenta.

Según AnandTech:

“LA CPU DE APPLE OFRECE AHORA UN GRAN RENDIMIENTO, CON UN MARGEN MUY PEQUEÑO EN RELACIÓN A LAS MEJORES CPUS DE ESCRITORIO. SERÁ INTERESANTE VER CÓMO EVOLUCIONA EN LOS AÑOS VENIDEROS, Y QUÉ IMPLICARÁ ESTO EN LOS PRODUCTOS NO MÓVILES DE APPLE.”

Esto en cuanto al rendimiento de la CPU, que si hacemos caso de la GPU, según la fuente, nos dice que cumple con lo que dijo Apple en la presentación del iPhone XS. Destaca sobre todo un cuarto núcleo, con respecto a la anterior generación y añade una memoria de compresión de la GPU que incrementa el rendimiento general del procesador. Queda claro que la mejora este año es notable o sobresaliente y que en unos años se hará todavía más evidente.