Así es, según sugieren los últimos rumores sobre Apple. La compañía habría decidido por fin hacer un poco de caso a sus usuarios y lanzar los iPhone de 2019 con cargador con puerto USB-C. Qué ganaríamos con ello? pues muchas cosas. Vemos ahora las principales ventajas de tener un puerto USB-C para cargar el dispositivo y acceder a los datos del ordenador.

Puerto USB-C ofrecería mayor velocidad, carga más rápida y acceso a datos mejorado

Un puerto USB-C en los iPhone de 2019 traería más ventajas que desventajas. Este tipo de conexión es mucho más global y utilizada ya por la mayoría de los fabricantes de teléfonos móviles y smartphones en todo el mundo. Por lo que sería mucho más compatible con cualquier otro dispositivo. Esto en primer lugar.

Aunque claro está siempre conviene recordar que Apple suele certificar sus accesorios como los cables para que sean válidos para el iPhone o el iPad. En este caso, esperaremos que Apple abra un nuevo camino donde sus cables utilicen este estándar que ya usan la mayor parte de los fabricantes.

La velocidad que permite conseguir el USB-C es del nivel del USB 3.0 o quizás más. Lo que permitiría hacer copias de seguridad con el ordenador ultra rápidas. por ejemplo, a través de iTunes, o con cualquier otra aplicación, tanto para Mac como para Windows.

También se mejoraría en aquellos casos en los que carguemos fotos o vídeos de mucha calidad o de gran formato. En estos casos se verían beneficiados de este puerto USB-C.

Por último, y lo que muchos usuarios esperan es que nada más abrir la caja de un iPhone o iPad, contemos ya con la carga rápida. Algo que se conseguiría con el puerto USB-C. Si bien los últimos iPhone ya tienen esta característica, es necesario comprar un cable a parte. Con esta nueva conexión sería posible cargar el dispositivo siempre, sin un cargador adicional.

Esta son las principales ventajas que conseguimos con el USB-C y realmente promete ser mucho más compatible y flexible a la hora de utilizar otros accesorios como teclados, Docks, punteros, cámaras de fotos y vídeo… en definitiva, más compatible con todos ellos.