Cada vez que Samsung lanza un nuevo smartphone al mercado tope de gama, se le compara con el último modelo de iPhone, lanzado varios meses antes. Más en concreto el año anterior. Es por ello que la firma surcoreana lleva algo de ventaja, ya que se trata de un teléfono más novedoso en el tiempo.

Sin embargo, en muchos de los aspectos, los últimos modelos de iPhone suelen ganar en muchos de los test de rendimiento que se les hace a ambos modelos tope gama. Como es el caso del rendimiento en Benchmarks del iPhone XS frente al Galaxy S10. Claramente gana el último iPhone en este caso.

Ahora nos fijamos en otra prueba. Un test de resistencia a caídas, donde se puede ver la durabilidad que tendrán ambos terminales. En el caso del Samsung Galaxy S10+, este se lleva la peor parte.

En esta prueba de resistencia a caídas, podemos ver los daños sufridos de ambos smartphone, con una puntuación final. Donde se valoran varios aspectos.

comprar Fire HD 8

Test de resistencia a caídas del iPhone XS Max frente al Samsung Galaxy S10

El test ha sido creado por PhoneBuff y consta de cuatro pruebas. La primera de ellas, dejando caer el dispositivo por la parte frontal y trasera, evaluando los daños sufridos.

Una segunda prueba donde se deja caer sobre una esquina. La tercera prueba con la pantalla hacia abajo y la cuarte, es un test con 10 caídas consecutivas.

Como se puede ver en este test de caídas, el Samsung Galaxy S10+ es el que se más fallos tienes, su pantalla se rompe, el sensor de huellas dactilar deja de funcionar. Sin embargo, en el caso del iPhone XS Max, el reconocimiento facial o Face ID sigue funcionando.

El iPhone XS Max consigue más puntos en este test, lo que demuestra que es más resistente frente a caídas que el último smartphone de Samsung.

comprar Amazon Echo